Testimonios

Testimonios de mis clientes

Mi enorme agradecimiento a todos mis clientes que han tenido la generosidad de regalarme su testimonio

 

Testimonio 

Zaragoza, Marzo 2017 

Hola Enrique: 

Lo primero agradecer tu entrega y profesionalidad a lo largo de nuestro coaching. 

Me costó tiempo y reparos en dar el paso para comenzar mi coaching...pero desde el minuto uno supe que había sido una decisión totalmente acertada. 

La pregunta que muchos se harán será: Merece la pena? 

Pues mirad, no os lo puedo explicar, porque solo lo podréis sentir si lo probáis. Eso sí, no será algo indiferente lo que sintáis, sino que una vez terminado el proceso seréis diferentes...muy diferentes. 

De hecho, perteneceréis a un grupo selecto de personas, con actitudes y aptitudes que ni siquiera sabéis que tenéis. A partir de ese momento pensareis, veréis, caminareis y viviréis de forma diferente...eso si disfrutando de vosotros mismos en cada momento. 

Si quieres experimentar algo nuevo, tomar las riendas de tu vida, sentir que tú eres alguien especial, no lo dudes....te mereces un coach como Enrique Asín. 

Solo algo más, prueba y no te asustes, porque después, tu vida será otra. 

Victor Alonso 

alonsov@telefonica.net

 

Testimonio

 Zaragoza, Abril 2016

 Buenos días Enrique

¿Qué tal todo? ¡Espero que bien!

!Aquí estoy como te prometí!

He querido hacerlo con calma y dejar pasar un poco de tiempo después de nuestra última sesión para saborear los resultados de mis sesiones  contigo.

Cuando llegue a tu consulta sentía un bloqueo muy fuerte que yo atribuía a una falta de seguridad y una tristeza en general que me impedían avanzar y sentirme bien. La verdad que con tus sesiones sorprendentemente ese objetivo que pensé que en primer momento era una falta de autoestima fue cambiando hacia "vivir con calma" , y empezando a trabajar estos aspectos cada día reconozco que el resultado ha sido sorprendente en todas las aéreas...todo se desbloquea al equilibrarse!

Existen creencias limitantes que no te dejan avanzar y a través de un proceso de Coach puedes "verlas, observarlas y cambiarlas" es algo increíble saber y experimentar que todo está en nosotros. Me ha gustado mucho la dinámica de las sesiones ha sido un trabajo duro por parte de los dos a nivel de compromiso pero todo cambio lleva su proceso y saboreando los resultados motiva para seguir adelante y ver como uno mismo puede cambiar su realidad cambiando pequeños detalles de su zona de confort que le impiden avanzar.

La verdad que tras las sesiones me siento calmada, alegre y segurísima de mi misma ahora es como si eso nadie ni nada pudiera quitármelo es algo mío que yo decido. Toda la sensación de desasosiego se ha esfumado. Es como si hubiera despertado en un mundo feliz ; )

Agradezco de corazón el chute que me has dado después de estas sesiones...soy realmente otra, más calmada siento  y percibo las cosas ya de otra manera. Hago tal y como me dijiste mi análisis de autocoaching mensual,  ver como todo ha ido a mejor con pequeñas cosas es algo mágico.

!Gracias de nuevo por todo!

Un placer encontrarte en mi camino.

mariamaza19@gmail.com

 

 

 Testimonio 

Zaragoza, a 20 de Julio de 2015 

Hola Enrique, 

Como ya te confirme al acabar el proceso de coaching, sí que me gustaría ayudar a aquellas personas que, aun teniendo la voluntad suficiente para cambiar y ser así más felices, necesitan de un pequeño empujón para conseguirlo. Como bien me has dicho varias veces, no es lo mismo “querer saltar” que “saltar”.


 Yo siempre me he mostrado reticente a este tipo de terapias ya que no creía que no hubiera nada que uno, por sí solo, no pudiera conseguir. Sin embargo, mediante el Coaching me he dado cuenta de que para conocerse uno mismo, a veces necesitas la ayuda de los demás: “No solo somos lo que pensamos que somos, si no lo que mostramos ser”. Durante las sesiones  mi calidad de vida, y sobre todo mi satisfacción personal, se ha visto mejorada en casi todos los ámbitos semana tras semana.
 
En definitiva, si sientes que algo en tu vida no va bien o sabes que podría ir mejor pero no sabes exactamente qué es o  cómo conseguirlo, el proceso de coaching te ayudara a ti e indirectamente a los que te rodean.

 Gracias por todo Enrique.

 todot.3@hotmail.com

 

  

Testimonio

 Zaragoza a 7 de Enero de 2015

      Hola Don Enrique, y me atrevo a ponerte un Don delante de tu nombre, porque a los grandes hay que diferenciaros del resto con algo. Y para mí, tú eres un grande. Eres una de esas personas, que pase lo que pase, siempre guardare un hueco en mi memoria y en mi corazón.

       Por eso creo que lo más justo es empezar agradeciéndote todos y a cada uno de los minutos que me has dedicado, todas y a cada una de las palabras que me has dicho, todos y cada uno de los consejos que me has dado, todos y cada una de las pautas que me has marcado para alcanzar el mi destino que no es otro que ser feliz y para que pueda afrontar con valor y sin miedos las adversidades que esta vida nos da.

Te prometí que te escribiría cuando cuanto mi vida cerrara círculos, como diría Paulo Coelho. Y tras varios meses aquí me tienes sentado delante del ordenador.

       Desde que nos conocimos, como te podrás imaginar y como casi todos los que nos hemos sentado delante de tu mesa de despacho, mi vida ha cambiado y para mejor. Y parece difícil decirlo cuanto estoy separado, cuando mi posición económica se ha visto mermada, cuando no veo todos los días a mi hija…. Pero he aprendido a que todos mis radios estén en equilibrio y ello me da la paz que hace años perdí. He vuelto a ser yo mismo y no una sombra de lo que fui.

       Tomar la decisión de querer ser feliz, es lo que ha cambiado mi vida. Así que te dejo compartir el mérito conmigo.

       El final de la historia que me hizo acudir a ti, ha sido que me he separado, que luche para poder disfrutar de mi vida y de mi hija hasta que se convirtió en pelea. Deje de luchar por Emma y ahora tengo la custodia compartida que me permite verla y disfrutarla muchísimo. Cuantas veces me repetía tus palabras en mi cabeza: “ si quieres ver a tu hija no luches por ella”…….. es cierto que ahora llego a casa y no la tengo durmiendo en el cuarto de al lado, pero ahora estoy tranquilo y siento paz. Y sobre todo esperanzado por todo lo que me queda por vivir.

      Ahora toca empezar de nuevo,…., nueva casa, nuevo coche, … e incluso nuevos proyectos profesionales.

    Desde que decidí cambiarme de calle, desde que decidí no tener miedo al cazador, desde que decidí ser junco y luego rey, han pasado muchos meses, muchas contrariedades, muchos malos tragos, pero gracias a ti sigo fuerte, sigo queriendo ser feliz y lo más importante soy consciente que eso depende solo y exclusivamente de mí.

       Espero poder tomarme un café contigo, y darte un abrazo pronto, pero hasta entonces te deseo lo mejor para estos días.

       Podría escribirte muchas más cosas, y de paso hago algo que te prometí que haría y que hago poquito, ggg, pero no quiero robarte más tiempo, así que termino como empecé.

       GRACIAS DON ENRQUE

 patticas_35@hotmail.es

 

  

Testimonio

 Madrid, a 25 de Julio de 2014

          Hola Enrique, después de un largo periodo de tiempo desde que termine el coaching contigo, me veo en el momento adecuado en escribir estas letras. 

En primer lugar quiero darte las gracias por la ayuda prestada durante estos meses intensos los cuales hemos compartido. Voy hacer como una pequeña historia sobre mi experiencia contigo:

Todo comienza con la insistencia de mi madre en que fuera a ver a un coach o entrenador personal el cual está asistiendo mi hermana y dice que le ha cambiado la vida. Yo que en ese momento me sentía como que estaba bien emocionalmente y sólo me veía con los problemas de siempre, trabajo y mis nervios de siempre…, pero como es mi madre  y me dice que estoy mal, y mi hermana está yendo, pues accedo a ir. 

Mi primera consulta con Enrique voy como muy abierto a todo ya que soy una persona con muchas ganas de enriquecimiento personal. Tras varias preguntas y hablando durante una hora y media salgo de la consulta indignado pensando que mi vida es una mierda, a la vez pensando que Enrique no tiene ni idea sobre mi vida, bueno un caos. Salgo con idea de no volver pero en mi viaje a Madrid en coche pensé, llore, me indigne y decidí que no quería vivir así. Así qué decido continuar con la terapia o ayuda.

Lo que más me gusta de Enrique es que te dice todo a la cara sin enmascarar nada y te hace entender que todo lo que te pasa es por ti y tu tienes la solución. Todas las sesiones fueron enriquecedoras y sobre todo me hacía preguntas de todo tipo y exponía situaciones las cuales me daba cuenta de mis "cosas".

El tiempo de tratamiento puedo decir que es durísimo ya que cuesta mucho reconocer y solucionar problemas que llevas toda la vida haciendo, pero cuanto más tiempo llevas más claro tienes que la vida anterior no la quieres .

El día que me dio de alta yo me encontraba eufórico y feliz sin darme cuenta que lo realmente duro estaba a punto de empezar, ¿por qué? Pues porque durante las sesiones llegabas con un problema, Enrique te hablaba y tú te das cuenta de cómo solucionarlo, vamos super fácil, pero ahora solo y teniendo claro que no quieres volver hacia atrás,  cada situación es como un precipicio. 

Después de más de dos meses de terminar mis visitas a Enrique me siento maduro, con mis principios como persona muy claros y siendo yo como quiero ser y sin hacer daño a nadie pero
sin dejar que me lo hagan a mí.

Me encuentro con mi grado de saxo terminado y lo más bonito que mi examen fue desde el amor y salió genial, proyectos en mi cabeza y con ganas de seguir siendo feliz. 

Por todo esto, gracias ENRIQUE 

 sergiobienzobasax@gmail.com

 

 

Testimonio

Zaragoza, Julio 2014.

 Hola,  me presentaré.

Soy Paz, me considero una persona afortunada por haber tenido la oportunidad de conocer a Enrique, así que empezaré por el final, me gusta más. Porque las cosa no son como empiezan sino como acaban: 

Me dijo Enrique, ENHORABUENA PAZ.

Yo le dije, ENHORABUENA A TI ENRIQUE, lo hemos conseguido.

No creía conseguir nada yendo a un coach, que yo ni siquiera sabía que era, además no estaba para confiar en nada ni en nadie, casi llevaba un año a la deriva (llevaba más), solo que nunca hice caso, andaba tan ocupada...

Pero en ese año a la deriva yo sentía el mundo contra mí y yo contra el mundo, claro.

Madre mía que duro fue cuando, tu Enrique, me hiciste ver mis creencias limitantes y tantas y tantas aptitudes para trabajar. La verdad, pensé abandonar y tampoco confiaba mucho. Había resentimiento y cansancio en mi vida, problemillas de salud...  ¿y quién no tiene algo de esto?

Me diste unas pautas a seguir, me dijiste que hay que estar vigilando. Dijiste que soy muy valiosa, finalmente yo te creí porque así es. Tú supiste decírmelo, y yo cada día me lo repito.

 Gracias Enrique. Sé que no me puedo descuidar pero te visualizo ayudándome.

 pazguerrero1@gmail.com


  

Testimonio

Zaragoza, a 16 de Mayo de 2014 

Hubo alguien que me dijo un día: "Haz un test de inteligencia, si lo apruebas no eres tonta" y eso hice.  El resultado fue un valor de coeficiente intelectual normal, pero; 

¿Por qué no doy ese paso de una vez?

¿Qué parte me falta para poder acceder a la universidad?

¿Quizás sea algo que me queda muy grande y no esté preparada?  

Esta y muchas más preguntas me llevaron a la consulta de Enrique. 

Hola, me llamo Sonia y vivo en Zaragoza desde hace 15 años, con metas “bailarinas” que se iban y volvían sin que las pudiera controlar. Temporadas donde controlaba mi camino y temporadas donde la vida me vivía a mí. En este último punto, tan caótico y quizás de más parón en mi vida,  la sensación de ¿Pero a dónde voy y por dónde?, era lo que más predominaba. Casi todo lo había basado en el trabajo y ahorro, lo restante se improvisaba y si no daba tiempo para otro día.    

Gracias a este proceso de coaching,  el auto sabotaje al que estaba acostumbrada, se ha terminado. Retomo con más fuerza y orden las metas e ilusiones que siempre quise hacer. Conocerme para poner  en marcha los proyectos y planes, en base a una rueda de vida en equilibrio, que hace de la vida un camino maravilloso e inquietante. 

GRACIAS ENRIQUE

 sonia.r.a.n@hotmail.com

 

 

Testimonio

 Zaragoza, 5 de Enero de 2014

Este es mi regalo de reyes a la persona que me ha ayudado a dirigir mi vida a un estado de paz, impensable tan sólo hace un par de meses, gracias Enrique.

Así empezó,

Tengo 44 años, hace 11 sufrí un trastorno por estrés postraumático, las consecuencias fueron duras y las expectativas médicas no mejores, solo había una posibilidad entre diez  de volver a una vida normal, mi pregunta fue, ¿Qué tengo que hacer para conseguirlo?

De aquello han pasado muchos años y a lo largo de ellos fui superando poco a poco todas las barreras que aparecían, paralelamente empezó a aumentar mi inseguridad provocando consecuencias que se han mantenido hasta la actualidad. Conseguí ese reto del 10% y tenía lo que todos consideramos una vida normal, esa que cuando te preguntan ¿cómo estás? contestas “ bien “, tienes todo lo que esta sociedad reclama (familia, amistades, trabajo, libertad económica…) ¿por qué te vas a quejar?, pero tu sabes que algo falla, no eres feliz, estas en una dinámica de vida en la que piensas “aquí no encajo”,  muchas de las cosas cotidianas te generan “nervios” y lo más importante, no haces esas cosas que te gustarían.

Así estaba yo el día que me llevaron engañada a la consulta de Enrique, porque claro, como iba a confiar en esta nueva técnica ¿coaching?, mi cabeza me hubiera dicho: esas cosas no funcionan. Para mi sorpresa, el día que conocí a Enrique me impacto tanto que en ese primer contacto le dije, ¿cuando empezamos?

Lo primero que conseguí fue dormir (no recordaba la última vez que lo había hecho más de dos horas seguidas), a los pocos días deje de necesitar la medicación contra la ansiedad “HABIA DESAPARECIDO SOLA”… poco a poco mi vida fue cambiando a un estado de paz y tranquilidad que jamás pensé que pudiera existir. Durante el proceso me fui dando cuenta de cuantas creencias limitantes, sin ser consciente de ellas, nos ponemos a lo largo de nuestra vida y que nos imposibilitan la realización de muchas cosas tanto personales como profesionales.

También con la ayuda de Enrique descubrí que tenía reacciones ante la vida que no me favorecían y que era necesario modificarlas por nuevas, conforme las modificaba mi vida mejoraba. Yo sigo teniendo el mismo entorno de vida que cuando conocí a Enrique pero ahora he encontrado mi sitio, vivo con esa paz y tranquilidad que muchos buscamos.

El proceso no es fácil pero compensa cuando se llega al final, tu vida ha cambiado. Tienes esa vida con la que muchas veces has soñado.

Gracias Enrique, has conseguido que mi vida tenga sentido y también esa  paz que te pedí el día que nos conocimos. Cuando dentro de unos años haga un repaso de mi vida, decirte que tú estarás presente.

Un abrazo

obalegre@gmail.com




 

Testimonio

Zaragoza, 8 de Julio de 2013 

No se si fue por casualidad, quizás el destino me lo tenia preparado, cuando acudí a Enrique y descubrir que hay personas en la vida que no deberían desaparecer nunca. 

Esta es mi historia:

tengo 48 años y además padezco psoriasis que se veía alterada constantemente a causa de mi salud emocional.

Era (antes de conocer a Enrique), o eso creía, una persona muy segura, con unas creencias y normas que yo pensaba eran lo mas correcto y que regían mi vida y la de los de mi entorno. Estaba equivocado.....

Me hablaron de hacer un proceso de coaching y mis creencias me decían que probar otras cosas no solucionaría nada. Mi sorpresa fue a partir de la segunda sesión con Enrique, donde descubrí que estaba totalmente equivocado con lo que creía ser y con lo que realmente era en ese momento. 

Cuando Enrique me enseño mi rueda de vida me di cuenta que en la vida el equilibrio físico/mental es la base de un buen bienestar para mi y para los míos. Decidí conocerme y aceptarme, y gracias a las acciones que he emprendido  bajo la batuta y el buen acompañamiento en el proceso de Enrique, ahora se que estoy en la cima de la montaña, que me caeré muchas veces y tantas veces me levantare, como bien dice Enrique ahora me conozco, me acepto como soy y tengo muy claro que cada vez me superare. 

Enrique ha conseguido que viera mi interior con mis virtudes y defectos, a corregir lo perjudicial y potenciar lo bueno. Me he conocido a mi mismo y además ahora tengo unas fuertes herramientas para mi futuro.

Enrique ha conseguido que a partir de este momento sea más feliz que antes y que yo soy la parte mas importante de mi vida y de la de los que me importan. 

A todos os digo que el proceso de coaching deberíamos hacerlo todos en la vida, nunca es tarde, si consigues lo que te propones, si eres coherente, si sabes lo que quieres y además lo realizas, uno alcanza la paz, el mejor estado para el interior de uno mismo.

Además de un gran profesional, Enrique eres una extraordinaria persona, nunca se me olvidara tu labor y siempre te estaré agradecido. Ahora me toca seguir a mi solo, pero estate tranquilo, no me defraudare porque ese árbol cada vez tiene mas sombras y menos brotes.

                                                                                                                                    

MUCHAS GRACIAS Enrique, porque ahora tengo muy claro que no puedo evitar lo que siento, pero si actuar al respecto. 

Gracias 

mehavillagilja@hotmail.com

 

 

 Testimonio

Zaragoza,24 de Diciembre de 2012

Ayer cumplí mi objetivo.

 Hace tres meses llegué al despacho de Enrique física y psicológicamente hundida, o así lo creía yo. Me veía incapaz de salir por mí misma del pozo en cual también, yo misma, me había metido. Con el tiempo, y con la ayuda de Enrique, descubrí que esta creencia mía, no era cierta, o al menos, no tan cierta, ni tan terrible como yo imaginaba. Y descubrí también que cambiar ese estado estaba en mi mano, y que no era tan complicado como yo pensaba.

 Siguiendo los consejos, las pautas y las indicaciones de Enrique conseguí ir ordenando mi cabeza, y lo más importante, asumir el control de mi vida, que es mío pese a cualquier tipo de circunstancia que me rodee. Y conseguí actuar, transformar en hechos las palabras y los pensamientos que tantas veces había sentido que tenía, que necesitaba realizar, y que no ponía en marcha inventando mil excusas.

  Ayer di un paso que ha abierto una gran puerta, sé que no todo el trabajo está hecho, al contrario, este es el comienzo. El comienzo de una nueva vida, de la vida que yo quiero, de mi vida.

nocaor@hotmail.com

 


Testimonio

Teruel, 12 de Diciembre de 2011

 Cuando conocí a Enrique mi vida estaba en punto muerto, no sabía que hacer con ella, mi familia empezaba a volar, había salido de una ruptura sentimental por la que había apostado, el caos me rodeaba  y nada parecía funcionar.

Tenía demasiadas creencias heredadas del pasado que limitaban mi vida y que no sabía como superarlas. Es como si todo estuviera al revés. No entendía nada, no sabia que hacer, estaba desorientada.

 Con Enrique he aprendido a valorarme a mi misma, a saber que soy capaz de muchas cosas que desconocía, a ver el lado positivo de las cosas, a proponer retos, a tener ilusión, a volver a soñar, a sentirme viva.

 El proceso de coaching es un proceso apasionante, es como una ventana abierta  al interior de ti mismo  donde ves todas tus virtudes y todos tus defectos, donde puedes navegar y transformar lo que no te gusta, lo que te hace daño, donde aprendes a conocerte a ti mismo. Te da herramientas para la vida y eso es lo importante.

 Gracias a Enrique por su paciencia y su buen hacer que me ha permitido ahora ser una persona más feliz que antes.

 aaragonesa@gmail.com

 

 

 

Testimonio

Lleida, a 29 de junio de 2011

           Acudí a Enrike, por casualidad, o puede que fuera el destino quien me acercó a él.

Iniciaba con mis 47 años, un proceso de ruptura con mi antigua empresa familiar, que me había dado todo hasta ahora: seguridad económica, reconocimiento social y crecimiento profesional.

Tenia en mi interior hacia años un sentimiento de infelicidad, de falta de equilibrio como aprendí con Enrike, que hacia sentirme realmente mal.

El proceso de ruptura iba a ser traumático y doloroso para mí, tal como marca la tradición y se cuidan de recordar tus personas próximas, con sus recomendaciones y consejos llenos de rencor y sinrazón.

Sin embargo, y gracias por entero a la labor de Enrike, este proceso derivó primero, en un conocimiento de mi persona, la aceptación de mis defectos y errores y la búsqueda de formas de corregirlos.

Un proceso, el Coaching personal que me ha liberado de mis creencias antiguas, que limitaban mi crecimiento profesional y personal. Que ha mejorado mi forma de comunicarme con mis seres queridos y sobretodo que me ha permitido liberarme de este sentimiento que todos anidamos en nuestro interior que es el MIEDO.

MIEDO a cambiar de profesión, MIEDO a que no te acepten los demás, MIEDO a fracasar, MIEDO a que tu familia no te acompañe en esta nueva etapa personal y profesional.

Este proceso duro, apasionante y revelador ha tenido en mi caso un tutelador magnífico en la persona de Enrike. El ha tenido la paciencia, psicología y ante todo corazón para acompañarme, animarme frente al desanimo y motivarme para llegar al objetivo personal de vida, que me he marcado.

Puedo decir sin halagos y con objetividad que estos 3 meses de coaching han sido lo mejor que me ha sucedido en muchos años.

Un abrazo

anjoris@ono.com

 

 

 Testimonio 

        Zaragoza, a 12 de Junio de 2011

Tener a Enrique Asín Gómez como mi coach, ha sido  una gran experiencia muy positiva en mi vida.

Estaba atravesando una mala racha personal  (familia, trabajo etc...) y necesitaba cambiar mi vida.

Enrique me ha acompañado para emprender acciones que me han llevado a mis objetivos, que en otros momentos me parecían imposibles de alcanzar. Gracias a su profesionalidad y " paciencia " me ha ayudado a descargar esa mochila que durante años tanto pesaba y estaba pinchando mi rueda de vida.

Cualquier cosa que puedas hacer o soñar, puedes empezarla.

Gracias por tu ayuda la sociedad te necesita.

Un abrazo

marivisesramiro@hotmail.es

 

 

Testimonio

Zaragoza, a 2 de Febrero de 2011

"Sobre el proceso de Coaching puedo decir que es una herramienta muy útil, a veces puede ser más duro que levantar 70 kilos, pero la satisfacción de conseguir lo propuesto es comparable a estar en  paz . Conocerse a sí mismo, saber lo que de verdad uno quiere, ser coherente y realizarlo, instala la sonrisa del corazón."

ameliforme@hotmail.com 

 

 

 Testimonio

        Zaragoza, a 24 de Noviembre de 2010

La vida te depara sorpresas y en mi caso no es un dicho más. El maestro siempre llega cuando el alumno está preparado, dicen, y es así que Enrique apareció un día en mi vida.

Me llamo P. B. y por mi trabajo, soy médico vocacional, positiva, comprometida y en continua búsqueda de nuevos conocimientos. Con frecuencia me faltaban horas al día, tenía poco tiempo libre para mi,  para mi forma física y para mis seres queridos.  Mi vida,  aparentemente feliz, era más bien una inercia organizada con hilos en un precario equilibrio.  Cuando enfermó mi abuela, hoy hace un año, una de las personas que más he querido, me v muy solicitada por mi familia; aguanté el tirón con fatiga, pero al morir ella, en Abril de este año, el vacío que dejó en mi vida fue mayor del esperado inicialmente. Es un gran regalo que mi abuela me ha hecho.

El castillo de naipes se empezó a desmoronar y cayó literalmente cuando se añadió la presión de otra situación familiar en relación con mi padre, la persona más influyente en mi vida. No fui capaz de mantenerme en pie y toda mi seguridad, mi fortaleza, mi positividad y ganas de luchar que normalmente poseía, desaparecieron todas a la vez.

En uno de los peores días Enrique apareció en mi consulta. Como un ángel de la guarda.  Enrique, desde el principio, con su buen hacer, su afecto y cercanía supo sacar de mí todo lo mejor; me permitió “desnudar” mi conciencia, mis sentimientos más escondidos y desconocidos para mí misma. En esencia hizo aflorar la dificultad que yo tenía a manejar mi propia vida. En casi todas las áreas de mi vida, excepto en el trabajo, faltaba el control y vivía por inercia, contenta con lo que la vida me traía, así que bailaba al son de la música que me marcaban, no era yo la que decidía mi propia música. La rueda de mi vida no podía girar….

Mi pareja y yo hemos hecho este viaje hacia el interior de nosotros mismos de forma separada para de desmontar algunas creencias limitantes que nos impedían ver claramente el camino de la felicidad y hemos tenido consciencia de virtudes que desconocíamos. Ha sido un viaje emocionante que Enrique ha guiado con paciencia y que no ha hecho más que empezar ; el árbol que hemos plantado hay que seguir regándolo!.   Conjuntamente además, hemos aprendido cómo mejorar la comunicación como pareja y hemos descubierto quienes somos; Enrique nos ha  regalado las herramientas para conseguir nosotros mismos nuestra propia felicidad.

Además de una gran persona y un óptimo profesional, Enrique se ha convertido en un buen amigo para los dos. Gracias de corazón Enrique, sigue haciendo feliz  a mucha más gente! 

Un fuerte abrazo.  P.

 

 

 Testimonio

Zaragoza, a 25 de Octubre de 2010

He conocido mi actual pareja en Italia y, en poco tiempo, hemos decidido mudarnos a Zaragoza, su ciudad de origen, y formar juntos una familia.

No ha sido fácil empezar todo de cero, dejando casa, amigos, trabajo y familia.

Gracias a la ayuda de mi compañera y a su apoyo he ido aprendiendo poco a poco el español. Hemos encontrado casa y he hecho nuevos amigos. No obstante, después de un año, me sentía como bloqueado, no había encontrado trabajo y no podía completar este proceso de cambio.  

Paula conoció  a Enrique y los dos decidimos ponernos en sus manos. Al principio era un poco escéptico, demasiado absorbido por mis problemas y mis preocupaciones. Pero cuando conocí a Enrique en persona, me sorprendió su profesionalidad y practicidad; y me dijo una cosa que me marcó: 

Sin duda son importantes los por qué de nuestra vida los "por qué", pero los "para qué " nos ayudan muchísimo más

Había pasado muchísimo tiempo en mi vida investigando mis “por qué” y olvidándome  que cada cosa que hacía tenía una finalidad, y que esta finalidad determinaba el futuro.

Enrique me ha hecho descubrir todo lo que en mí no es coherente con los “para qué” de mi vida. 

Ahora que he concluido todo el proceso, me siento más consciente, pero sobre todo infinitamente más seguro.

Mi rueda de vida está girando y, lo que es más importante, ahora tengo los instrumentos para controlarla y, si es necesario, repararla. 

Grazie Enrique

giacomo.vezzani@tiscali.it
 

 

 Testimonio

          Zaragoza, a 14 de Mayo de 2010

           Cuando recurrimos a Enrique para ver si podía ayudar a nuestro hijo de 17 años, estábamos casi desesperados. Era un chico "normal", que había crecido en una familia "normal" pero que últimamente tenía muchos conflictos en el colegio. Después de tratar de arreglar el problema que nosotros veíamos en nuestro hijo, nos vimos incapaces de darle solución porque todo lo que hasta ese momento había servido, ahora se hacía inútil.

          Nunca imaginé que para que nuestro hijo cambiara de actitud antes debíamos cambiar nosotros nuestros actos como padres.
Enrique nos dejó muy claro que no es que lo hubiéramos hecho mal hasta entonces, simplemente era que no servía para nuestro hijo. Lo que sirvió para otra hija, en este caso no era útil.

          Y resultó, que además de que nuestro hijo hiciera un coaching,  también lo hicimos nosotros como padres. Comprendimos que era importante afianzar unas normas para conseguir nuestro objetivo final, mejor que obtener una recompensa inmediata que a la larga no resulta nada satisfactoria. Resultó duro al principio, replantearnos algunas creencias, pero los resultados nos convencieron de ello.

          El trato con Enrique ha sido muy fácil. Tanto nuestro hijo como nosotros hemos encontrado a una persona cercana, jovial y sobre todo, capaz de enfocar el problema de una manera efectiva y positiva. Capaz de hacernos ver la finalidad de nuestros actos para conseguir siempre nuestros intereses. Y de hacernos pensar y razonar cuando la rutina y los actos aprendidos se instalan en nuestras vidas.

          Por todo esto, no dudamos a la hora de hablar con nuestros amigos de la eficacia de nuestro coach Enrique.

SOLPAZAZ@telefonica.net


 

 Testimonio

            San Sebastian a 16 de Mayo de 2010

            Hola, quería dejar constancia de mi experiencia como aprendiz de Enrique.

            Mi situación era y todavía es, la de una persona que se siente atascada o acomodada en un sitio y contexto no elegido. Me encuentro bien, tengo trabajo, vivo en un sitio precioso pero me falta lo más básico, y es el afecto. Vivo lejos de mi familia y en una ciudad donde, como todos sabemos, los contactos a nivel afectivo son difíciles. 

           Durante el proceso de coaching, he tomado la energía y la claridad para emprender una vida nueva allí donde yo realmente quiero estar y con quien quiero estar. Emprendo esta nueva etapa de mi vida con absoluta confianza en mis posibilidades y consciente de que el esfuerzo y la disciplina me llevarán a conseguir lo que me merezco, ser feliz conmigo y con los que me aprecian.

            En junio voy con la maleta cargada de entusiasmo y serenidad, para encauzar mi nuevo proyecto. Mi agradecimiento a Enrique, pues soy un hueso duro y mi adiestramiento ha sido costoso.

Fuerza a todos y dejo mi email para posibles contactos: 

kalerosti@hotmail.com


 

 Testimonio

            En Zaragoza, a día 29 del mes de Octubre del año 2009.

        Me llamo María Pilar A.R., nací y vivo en Zaragoza; estoy casada y soy madre de dos hijas y un hijo.

        En la universidad estudié hasta 2º de Ciencias Geológicas, aunque después me formé como Higienista y Protésico dental, y en ello trabajé durante once años. En la actualidad soy ama de casa.

En apariencia, soy una mujer gentil, sencilla y tal vez feliz, aunque en ocasiones mi espíritu sea incapaz de admitirme y complacerme en la gracia de vivir, y en casi todos los sentidos que ello otorga.

Por ello y por la inmensa suerte de conocer a Enrique Asín Gómez, solicite su ayuda como Coach.

Y así,  llegué a él, bien pertrechada con todas mis razones y sin razones. Juntos hemos desbaratado creencias, obsesiones, que ahora se me antojan ridículas, y hemos trabajado y perseverado en lo que merecía y merece la pena consolidar.

Otro aspecto positivo que me parece importante reseñar y del que me he sentido beneficiada con mi terapia, incluso sin pretenderlo, ha sido la gran mejoría de una dermatitis que tenía localizada en las manos, especialmente la derecha, y que me causaba un gran hándicap práctico y estético. Tras muchos años de consultas con Dermatólogos, algunos de ellos me diagnosticaron que era producto del stress,  y tras muchos tratamientos en los que encontré alivio parcial, ahora este problema ha desaparecido. No tengo ninguna duda que esto es debido a la nueva estabilidad de la que ahora disfruto.

Por su buen hacer, la experiencia ha sido totalmente positiva, y mi reconocimiento por mi Coach, infinito.

He salido fortalecida en mi esencia y físico, más libre, y según dicen mis personas más cercanas, más alegre y accesible.

Por ello,  con  mi admiración y cariño;

 ¡! Gracias Enrique!! 

 pilar_artigas@live.com



 

 Testimonio

                 Zaragoza, 22 de  octubre de 2009 

                Por medio de la presente queremos poner de manifiesto para quien le pueda interesar, la gratísima experiencia que ha supuesto para nosotros el proceso de coaching seguido por D. Enrique Asín Gómez con nuestro hijo Pablo, de 11 años de edad.

            A lo largo del mismo, D. Enrique Asín Gómez no sólo ha ayudado a Pablo a centrar sus objetivos y a mejorar sus comportamiento y su relación con el resto de los miembros de la familia, sino que ha sabido extender el ámbito de su trabajo para ayudarnos a nosotros mismos a mejorar nuestra actitud y disposición como padres, de forma que la calidad de nuestra convivencia familiar se ha visto incrementada de forma determinante.

            A sus cualidades como persona,  hay que añadir una gran capacidad de trabajo y una sorprendente facilidad para las relaciones personales, que le convierten en una coach brillante, especialmente dotado para el trato con los niños.

            Por todo ello es un placer para nosotros recomendar los buenos oficios de D. Enrique Asín Gómez como coach, y a él mismo como persona, en la absoluta confianza de que colmará con creces todas las expectativas que se puedan depositar en él, en cualquiera de los sentidos. 

evasesma@gmail.com

 

 

 Testimonio

          Zaragoza. a 2 de Diciembre de 2009.

        Mi nombre es Mari Jose A. M. y he vivido este proceso de coaching que he seguido junto a Enrique como una experiencia que quita las cargas pesadas que nos echamos encima a lo largo del tiempo.

        Hablar, reconocer y analizar lo que creemos nos hace darnos cuenta de lo que realmente queremos, y éste, es el camino en el que te acompaña muy amable y profesionalmente Enrique.

        Me he puesto en sus manos con un objetivo muy concreto en el que aún sigo trabajando duro, pero mi sorpresa ha sido que he conseguido mucho más de lo que esperaba a niveles mas elevados de mi persona y que hace mucho más plena mi vida.

        Ha sabido ofrecerme justo lo que necesitaba para conseguir mis actuales y futuros objetivos.

        Sin duda, gracias por existir. 

        mjose.atxa@sti-sl.es

     

            

 Testimonio 

      Zaragoza,  18 de Diciembre de 2009

      Mi nombre es Carlos C.P. y me propuse dejar de fumar.

      Conocía  a Enrique Asín y me enteré que se estaba preparando como Coach. Me explico en que consistía el Coaching y cómo podría ayudarme en mi deseo, así que le propuse que trabajase conmigo,  con él fin de que resultara más fácil mi objetivo.

      Llevamos cuatro sesiones de Coaching y mi grata sorpresa ha sido no solo sentir la capacidad de dejar de fumar en cuanto me lo proponga, ha sido tomar consciencia de las cosas y situaciones que me estaban molestando en mi vida, y que me inducían a fumar.

       En este momento me interesa prioritariamente poner en orden esos aspectos personales y creencias que estaban molestando de alguna forma mi  vida, para después, y sin ninguna duda de poder hacerlo,  lograr dejar de fumar si realmente lo quiero. Es lo que estamos trabajando y me encuentro personalmente cada día mejor.

      No conocía el Coaching, y comprobando como me esta sirviendo, lo recomiendo en la persona de Enrique Asín.